viernes, marzo 24, 2006

¡Necesito encontrar esperanza!

Parece que todo se hubiera cerrado. Las oportunidades con las que soñabas se esfumaron. Las voces que te auguraban éxito, triunfo y victoria se han ido apagando. Cuando miras dentro de tu corazón ves tan sólo una pequeña llama que casi se extingue.Te preguntas una y otra vez ¿por qué....? y ¿hasta cuándo...?. Pero parece que las respuestas que necesitas han escapado a otra dimensión. Te sientes como en un tunel, largo, profundo, frio y oscuro. La soledad parece ser el único elemento y en tu corazón, como un eco suena una palabra: DIOS.

Te preguntas si él existirá, si estará interesado, si tendrá tiempo para ti. Comienzas a soñar, no sabes si has cerrado los ojos o si los mantienes abiertos. La oscuridad es tan grande. Empiezas a escuchar a tu corazón. No sabes por qué, pero hay una voz diferente......¡

Detente ahora! No caigas en los juegos de tu enemigo. ¡Hay una palabra de Dios para tí.! Piensa un momento. En el cielo se ha dado una orden. Un mensaje directo ha salido de parte de Dios para tí. No es una coincidencia. Él conoce tus lágrimas. él ha visto tus tristezas. Él conoce tu dolor, tu incapacidad y tu desánimo. Él te conoce por nombre propio. Te está llamando a darle un vuelco a tu vida. Te está llamando a ver la luz al final del tunel. Te llama a levantarte. Sus palabras suenan dulces. No hay recriminación en el tono de su voz, aunque su tono es firme. Es la firmeza del amor capaz de dar lo más preciado para que tu vivas.

Mateo 11:28
"Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso."

¡Esta es la propuesta más maravillosa que alguien pueda hacerte! Simple, clara y efectiva: Acercate a mi y vas a encontrar el descanso que tu alma necesita.

No lo pienses más. Dale una oportunidad a Cristo Jesús para que él en persona cambie tu vida. No sigas cargando con tu pasado. Él quiere darte un nueva vida.

1 comentario:

rapsoda dijo...

Muy ministrante y un mensaje lleno de Dios... aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos