miércoles, abril 19, 2006

Hablemos claro

Antes de caigas en conductas que perjudiquen tu relación con Dios, recuerda las palabras de Cristo Jesus:

Mateo 7:1 "No se conviertan en jueces de los demás, y así Dios no los juzgará a ustedes." Aunque tengas la tentación de convertirte en el juez de los demás, detente. Dios sabe que todos tenemos fallas, defectos, malas actitudes, y aun pecados. Por eso ante él estamos todos en las mismas condiciones. No hay justo ni aun uno. Así que no te ubiques en el lugar de Dios.

Mateo 7:2 "Si son muy duros para juzgar a otras personas, Dios será igualmente duro con ustedes. Él los tratará como ustedes traten a los demás." ¿Para qué te vas a colocar en una posición tan dificil delante de Dios? Recuerda que solo su misericordia es la que nos sostiene. Pero tambien recuerda que él es fuego consumidor.


Mateo 7:3 "¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú? Es como si te fijaras que en el ojo del otro hay una basurita y no te dieras cuenta de que en tu ojo hay una rama." Antes de abrir tu boca para criticar, apuntar, o señalar las muchas fallas que seguramente los demás tienen, recuerda que tu y yo tenemos tambien muchísimas cosas que a Dios no le agradan. Así que mejor invierte tu tiempo en arreglar tu vida con Dios, antes que en juzgar a los otros.

Mateo 7:4 "¿Cómo te atreves a decirle a otro: "Déjame sacarte la basurita que tienes en el ojo", si tú tienes una rama en el tuyo?" No juegues al basurero espiritual. No pretendas ser ese que anda de casa en casa buscando entre la basura que todos tenemos, para encontrar algo de qué quejarse, o algo con lo cual avergonzar a los otros, o algo con lo cual demostrar que los demás tambien tienen basura guardada. Recuerda que tambien produces y guardas basura. No busques que Dios saque tu basura a relucir para recordártelo.

Mateo 7:5 "¡Hipócrita! Primero saca la rama que tienes en tu ojo, y así podrás ver bien para sacar la basurita que está en el ojo del otro." Ahora si persistes en seguir por ese camino, recuerda que esta frase la dijo Jesús y no yo. O sea que es ahora él quien juzga tu comportamiento. Asi digas que estas actuando con buena intención.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Humm no se, este articulo tiene algo como si fuera diercatmente para una persona, y si el problema es todos deberian incluirse en el articulo, y si son por los comentarios que han hecho algunas personas, pienso que se deberia respetar y mas bien pensar que hay tanto de cierto en eso. y colocar la mirada en Dios, y tambien mirar que Dios es grande en misericordia pero lento para la ira,pero si uno no cambia esta afectando el cuerpo de la Iglesia. la guerra espiritual donde quedam si una persona esta contaminada no puede tener autoridad un diablo echa fuera la diablo.. no!

rapsoda dijo...

Por casualidad llegue a tu blog y esta de pelos... si por x o y cosa entras al mío no me critiques... tengo problemas serios con mi sexualidad

Wil dijo...

Querido Anonimo: estamos de acuerdo contigo en que no queremos juzgar, ni convertirnos en jueces, por eso las palabras de Jesus dice, nos aplican tanto a quienes escribimos como a quienes lean. Eso de mirar la viga en el ojo propio antes que la paja en el vecino nos aplica muchísimo. Por eso mismo queremos hablar claro, tanto para nosotros mismos como para nuestros lectores.

Wil dijo...

Hola Rapsoda. Me alegra mucho que Dios te hable a partir de estos artículos. De hecho muchas veces los escribo no pensando en los demás sino en mi mismo. O sea que muchas veces escribo por como me siento y lo que Dios está hablando a mi vida. Así que como este artículo dice, no te criticaré, ni te juzgaré. Y la razón es muy simple, así como tu tienes necesidades, yo tambien tengo. Y así como Dios quiere hacer algo conmigo, lo quiere hacer contigo. Solo tenemos que dar el paso de creerle.