jueves, mayo 04, 2006

Nuestros propios dioses (parte 2)

Parece que el mundo anda buscando a Dios. Pero buscan un dios que se acomode a su pensamiento y sus deseos. Quieren un dios que les diga que:

1. Pueden creer lo que quieran y cuando quieran. O sea que puedes creer en él o no creer y a él le da lo mismo.

2. No hay pecados sino ofensas a la sociedad. Es decir que si algo no ofende a la sociedada entonces no es pecado. Por eso esperan que Dios acepte sus conductas sexuales impropias, sus borracheras, sus malos pensamientos, etc. Quieren que les digan que si no le hacen mal a nadie entonces no hay pecado.

3. No tienen que someterse a su deidad. Quieren permancer indiferentes u opuestos rendiendo adoración de la manera como ellos prefieran.
....

4. Pueden usar su boca para blasfemar, insultar a Dios y a los hombres, murmurar, atacar y maldecir y aun así quieren ser escuchados por Dios en sus momentos de crisis.

5. Pueden decidir con su ciencia, su filosofía, su democracia, su sicología o su sociología qué está bien y qué está mal. Quieren que su dios les apruebe su "derecho" a definir por ellos y solo por ellos, lo que a los hombres les conviene.

Pero el único Dios verdadero no se acomoda a las "exigencias" de los hombres. Él no acomoda sus designios a las teorías, estructuras de pensamiento o conocimientos del ser humano. Por eso es que El es DIOS.

La biblia dice en 1 timoteo 2:5 "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,"

Así que la deidad no depende de:

1. Lo que tu creas o no. El es Dios independientemente de tu opinión, tu entendimiento o tu fe.
2. Lo podamos probar o no. El es Dios independientemente de nuestra habilidad para argumentar o de la capacidad que tengamos para entender.
3. Hayan otras voces reclamando divinidad. El es el único DIOS verdadero, independientemente de la cultura, historia, o creencias de los demás.

Pero como sé que algunos no creerán. Él único Dios verdadero ha preparado un camino para demostrarles su divinidad exclusiva. Ese camino está expuesto en el libro del Apocalipsis. Cuando comiences a ver que esas cosas ocurren abandona tu razonamiento, tus argumentos y tu falsa "libertad". Vuelve tus ojos a Dios. No habrán más oportunidades.

1 comentario:

rapsoda dijo...

Que Dios tenga misericordia de aquellos que nos hemos apartado de sus caminos pero que en el fondo sabemos que fuera de Él no hay nada